VARIABLES SUBJETIVAS DEL CONSUMO

El consumo de drogas supone experiencias que pueden ser muy variables dependiendo de diferentes aspectos. Mostramos una relación de aspectos que condicionan los posibles efectos y consecuencias del consumo. Esto nos permite comprender mejor el fenómeno y acercarnos a una toma de decisiones más responsable y autónoma. Nos referimos a características concretas de la sustancia y el consumidor, así como condiciones particulares del consumo. Esto supone variaciones en los efectos del consumo de una misma sustancia en diferentes personas. A continuación presentamos un listado de variables:

05A

CALIDAD Y ADULTERACIÓN: Las drogas pueden tener propiedades diferentes según aspectos asociados a su elaboración, así como al factor de adulteración, ya que muchas drogas prohibidas son elaboradas sin los debidos controles higiénicos y sanitarios. Esto afecta al potencial psicoactivo y a la toxicidad que pueda contener la sustancia en cuestión. Si no sabes exactamente la composición de una droga ¿Cómo puedes controlar la dosis que tomas? ¿Cómo puedes saber los efectos que produce?

POLICONSUMO: El consumo de varias sustancias de manera simultanea modifica los efectos en la persona. Existen múltiples combinaciones que producen variaciones en los efectos percibidos y con mayor o menor grado de peligrosidad aparejadas.

DOSIS: Según la cantidad ingerida, los efectos son más o menos acentuados, más o menos peligrosos o dañinos. Existen dosis bajas, medias o altas, siempre diferentes según la sustancia concreta de la que hablemos y del tipo de consumidor (si está más o menos habituado a la misma). Hayn sustancias cuyo potencial puede llegar a suponer la muerte por “sobredosis” y otras que no. Además, el margen entre una dosis baja y una dosis alta puede ser muy distinto según la sustancia en concreto (Ver apartado “Conceptos Básicos – Margen de Seguridad”).

VÍA DE ADMINISTRACIÓN: La intensidad de los efectos que produce una sustancia, la duración de los mismos y el tiempo que tardan en aparecer tras el consumo pueden ser distintos en función de la vía de consumo. Dichas vías se resumen en las siguientes: oral, inhalada, inyectada, fumada, rectal, ocular… Según la sustancia en cuestión se pueden ingerir de una o varias formas.

RITMO DE INGESTIÓN: La ingestión de una sustancia en una o varias dosis en periodos variables de tiempo condiciona los efectos del consumo. En otras palabras, lo rápido o lento que se ingiera la sustancia en cuestión puede suponer muchas diferencias en los efectos percibidos.

METABOLISMO: Aspectos como el peso y sexo condiciona los efectos del consumo y la toxicidad, según la sustancia de la que se trate.

PERSONALIDAD: Aspecto muy importante para entender los efectos que producen las drogas en el comportamiento . Se debe saber que las drogas modifican la conducta de las personas en función de sus características psicológicas. Las drogas son amplificadoras de los rasgos de personalidad, tanto los conscientes como los inconscientes o reprimidos.

ESTADO DE ÁNIMO: El consumo de una misma sustancia en diferentes momentos vitales de una persona supone experiencias distintas ya que los efectos están condicionados por aspectos emocionales y actitudinales. En general, el consumo afecta más negativamente cuando la persona se encuentra con un estado de ánimo negativo.

CONTEXTO / COMPAÑÍA: Existe sobrada evidencia de que el ser humano es sumamente influenciable por el entorno. Las expectativas, las emociones asociadas al consumo, la pauta de consumir y otros muchos aspectos quedan condicionados por el entorno concreto en el que se da el consumo.

NIVEL DE CONSUMO: El consumo continuado lleva a la persona a aumentar gradualmente las dosis por la adaptación del organismo a la presencia de la droga (ver “Factor de tolerancia” en Apartado “Conceptos Básicos”). Cada vez se requieren dosis más altas para percibir los efectos que se buscan. Además, los efectos son parcialmente distintos. Al referirnos a los efectos del consumo de cualquier droga, nunca será lo mismo experimentar por primera vez que consumir habitualmente o que tener una drogodependencia. En general, a mayor regularidad en el consumo, peores experiencias y riesgos.

DURACIÓN DEL CONSUMO: Sucesivas tomas en un margen de tiempo prolongado condicionan los efectos que produce cualquier droga. En general, una experiencia de consumo que se dilate muchas horas supondrá mayores riesgos de consecuencias negativas.

EFECTOS A CORTO, MEDIO Y/O LARGO PLAZO: Finalmente se debe tener en cuenta que los efectos de una sustancia pueden ser variables en función del momento concreto tras el consumo: primeros minutos, media hora, horas después, días después. Muchos efectos asociados a la toxicidad de una sustancia, por ejemplo, pueden no ser percibidos como tales y realmente abarcar bastante más tiempo del que se supone.