TABACO

DESCRIPCIÓN GENERAL

El tabaco es una planta (nicotiana tabacum). Sus hojas, tras ser tratadas y trituradas se consumen fumadas (principalmente), masticadas o esnifadas. En cigarrillos industriales, existe una alta proporción de sustancias tóxicas añadidas al ser tratadas (alquitrán, amoniaco, monóxido de carbono y un largo etc), unido a la nicotina que contienen las hojas. Este último componente es el que resulta adictivo, pero es mucho menos tóxico que los restantes añadidos.

49A

OBSERVACIONES

- Son tantos los motivos de uso de esta droga, tan extendida su aceptación y tanto su potencial adictivo, que fácilmente la persona puede terminar fumando continuamente. Contrariamente a lo que se piensa, es de las sustancias más difíciles de controlar en el consumo.

- Muchos son los motivos para pensártelo (gasto económico elevado, olor, nerviosismo cuando no podemos fumar, alto riesgo de padecer enfermedades muy variadas…).

- En toxicidad y dependencia tendrás más problemas si fumas desde que te levantas por la mañana y antes de acostarte.

- Cuantas veces te sientas con motivación para dejarlo, aprovecha. Siempre es mejor dejarlo por un tiempo, aunque se vuelva a caer después. Esto te hará sentir más “autoeficaz”, es decir, más capaz de volver a intentarlo y conseguirlo definitivamente si ya te has probado a ti mism@ que lo has conseguido anteriormente.

- Respeta las prescripciones sobre prohibición del consumo en lugares públicos, la venta a menores, etc. Si te saltas la normativa podrías enfrentarte a multas.

ALGUNOS MITOS

Hay infinidad de mitos asociados al tabaco. En este apartado nos centramos en los que, a nuestro juicio, son los más extendidos:

Hay muchas drogas peores que el tabaco

El tabaco supone la primera causa de muerte evitable a nivel mundial. Se estima que uno de cada dos fumadores mueren por causas relacionadas con su consumo, suponiendo más de cinco millones de muertes anuales en el mundo. Si bien es cierto que es una sustancia escasamente psicoactiva, la nicotina que contiene se considera una de los componentes más adictivos jamás descubiertos. Resulta ser la droga asociada a mayor cantidad de enfermedades de todo tipo, muy por encima de la mayoría de las restantes. En otras palabras, mueren más personas a nivel mundial por consumo de tabaco que por todas las drogas ilegales juntas.

El tabaco no es una droga

El tabaco cumple con todos los requisitos para ser considerada como droga (ver apartado “conceptos básicos”). Es psicoactiva, ya que produce cierta estimulación/sedación según el tipo de consumidor. Es extremadamente tóxico, como se ha dicho anteriormente. Además genera dependencia física y sobretodo psicológica, muy por encima de la mayoría de las restantes drogas. El estatus de legalidad del que goza y la publicidad que asocia su consumo con sociabilidad, glamour y estilo (al igual que sucede con el alcohol) generan esta visión errónea acerca de la naturaleza de esta sustancia.

Cuando estoy nervioso y necesito concentrarme el tabaco me relaja

Objetivamente el tabaco es una sustancia estimulante, no relajante. Se trata de un mito a medias ya que durante el consumo de tabaco el fumador puede percibir cierta relajación y alivio, debida a que se eliminan temporalmente las sensaciones asociadas a la abstinencia. No obstante, objetivamente el consumo aumenta la presión arterial y la tensión del organismo. Por otro lado, los efectos que produce el consumo se relacionan además con la pauta de consumo: caladas muy seguidas e intensas resultan estimulantes mientras que caladas suaves y espaciadas producen cierta sensación de sedación.