LEGISLACIÓN

Sobre la privacidad y el tratamiento de los datos personales de los Menores en Internet hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

1.La protección de los datos personales del menor
Sus datos personales son algo privado y no deberían compartirlos con desconocidos. Nunca deberían revelar su nombre, apellidos, domicilio, colegio, dirección de correo electrónico, etc.

2.La protección de la intimidad del menor
Los menores deben ser conscientes de la importancia que tiene proteger la propia intimidad. No es recomendable compartir fotos o vídeos propios o de sus amigos con desconocidos, menos si cabe sin saber para qué van a ser utilizados.

3. La normativa legal
La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal, recoge los derechos fundamentales de los ciudadanos (por tanto, también de los menores) en cuanto a la protección de los datos de carácter personal y regula, entre otras muchas cosas, el uso que se hace de imágenes, datos personales o videos en la red.

REQUISITOS DE LAS REDES SOCIALES – NORMATIVA VIGENTE

En España, las redes sociales deben estar sujetas a la siguiente normativa general:
La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.
Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica de Protección de Datos.
Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico.
Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones.
Ley 25/2007, de 18 de octubre, de Conservación de Datos relativos a las Comunicaciones Electrónicas y a las Redes Públicas de Comunicaciones.
Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información.
En cuanto a los menores, la normativa vigente respecto a protección jurídica de los menores de edad en las redes sociales es la siguiente:
El artículo 12 de la Constitución Española dice que la mayoría de edad se establece a partir de los 18 años.
El artículo 39 de la Constitución Española establece que «los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos».
Esto se refleja en la incorporación al ordenamiento jurídico español de la Convención del 20 de noviembre de 1989 sobre los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.
La Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, que modifica parcialmente el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil, establece que los menores tienen derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Este derecho comprende también la inviolabilidad del domicilio familiar y de la correspondencia, así como del secreto de las comunicaciones. Según esta Ley, los menores tienen derecho a recibir de las Administraciones Públicas la asistencia adecuada que permita el efectivo ejercicio de sus derechos y que garantice su respeto.