INDICADORES DE DROGODEPENDENCIA

Saber si una persona tiene una drogodependencia supone tener en cuenta una serie de indicadores “genéricos” de adicción. No necesariamente deben darse todos y el grado de importancia de cada uno varía según cada caso. Los principales indicadores son los siguientes:

30A

  • Uso de la sustancia en mayor cantidad y/o por un periodo de tiempo más largo de lo que el consumidor planifica inicialmente en cada consumo.
  • Toma de conciencia sobre la dificultad para controlar el uso de la sustancia.
  • Dedicación de mucho tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia (no en el caso de sustancias legales, de fácil acceso).
  • Intoxicación frecuente y síntomas de abstinencia (fisiológicos y/o actitudinales) cuando la persona realiza determinadas obligaciones y/o actividades rutinarias sin estar bajo los efectos de la sustancia.
  • Reducción considerable o abandono de otras actividades sociales, laborales o recreativas consideradas anteriormente como importantes para la persona. Dichas actividades dejan de suponer placer o gratificación. 
  • Persistencia en el uso continuado de la droga a pesar de ser consciente de los problemas que le está causando.
  • Tolerancia frecuente, dependiendo de la sustancia en cuestión, pero en general con aumento gradual de las cantidades ingeridas.
  • Con asiduidad se recurre a la sustancia para aliviar el malestar provocado por su falta. En otras palabras, el consumo se asocia más a la evitación de estar mal que a la búsqueda de estar bien.

Los anteriores indicadores se deben adecuar al comportamiento individual, así como a la sustancia en cuestión. Recomendamos la lectura del apartado “Niveles de consumo” para saber diferenciar con más claridad al respecto.