CONCEPTOS BÁSICOS

A continuación mostramos algunos conceptos “clave” que te pueden ayudar a comprender mejor el fenómeno del consumo de sustancias y las diferentes situaciones asociadas a su ingesta:

DROGA

19AExisten cientos de sustancias químicas (naturales, semisintéticas o sintéticamente obtenidas), utilizadas con diferentes fines (Ver apartado “usos”). Las drogas reúnen “genéricamente” varias características: son psicoactivas, tóxicas y adictivas. Estas serían características comunes, pero cada sustancia considerada como droga posee propiedades particulares. En cualquier caso, nos referimos a lo siguiente:

PSICOACTIVAS, es decir, producen alteraciones en el funcionamiento habitual de nuestro cerebro. Dichas alteraciones, según la droga en cuestión, pueden asociarse a la percepción sensorial, los estados emocionales, la coordinación motora y los reflejos, la atención, concentración, sueño y vigilia, etc… Cada sustancia posee propiedades psicoactivas particulares.

TÓXICAS, ya que producen diversos daños a corto, medio y/o largo plazo, según la sustancia en concreto y dependiendo de las características de la persona que consume.

ADICTIVAS, entendiendo esto relacionado con las características de cada persona. Se debe diferenciar entre dos tipos de adicción: adicción física y adicción psicológica. El uso de todas las drogas puede generar dependencia psicológica (como muchos comportamientos), pero solo algunas generan dependencia “física” importante. En este caso nos referimos a cambios metabólicos que produce un consumo continuado que genera un característico “síndrome de abstinencia” si se interrumpe repentinamente. Este síndrome de abstinencia es específico para cada sustancia que posee esta cualidad (repetimos, no todas) y suele acarrear problemas orgánicos serios.

FACTOR DE TOLERANCIA

22AEste concepto está asociado al “acostumbramiento” que experimenta la persona que consume habitualmente una droga. El organismo se va adaptando a la presencia regular de la sustancia y se necesita una mayor cantidad o dosis para que produzca los efectos deseados. La tolerancia es un concepto “genérico” que puede ser variable en función de la sustancia concreta que se trate. El consumo habitual de todas las drogas no tiene aparejado dicho factor de tolerancia, pero sí en la mayoría de los casos y se trata de un factor que aumenta y/o disminuye en función de la pauta de consumo de cada persona.

MARGEN DE SEGURIDAD

21AEl “margen de seguridad” se refiere a la pauta de consumo relacionada con las dosis consumidas. Desde una dosis mínima necesaria para que una droga produzca efectos (resulte psicoactiva), hasta dosis que pueden resultar mortales o de muy graves consecuencias. Teniendo en cuenta que existen cientos de drogas, no podemos ofrecer información detallada sobre dosis de cada una. Pero ofrecemos algunos criterios básicos para que puedas profundizar por tu cuenta en el tema:

1. Cada droga conlleva una dosificación particular (dosis bajas, medias y altas) hasta llegar a lo que comúnmente se denomina “sobredosis”. En este último caso, hablamos de una dosis excesiva que supone efectos graves como la intoxicación aguda, pérdida de conciencia, colapso del sistema nervioso central y, en ocasiones, la muerte.

2. El consumo de muchas sustancias (no todas), en función del “Factor de tolerancia” de cada persona, resulta variable en dosis mínimas, medias y altas. Cuanto más habitual sea el consumo, más se incrementan las dosis y el margen de seguridad. Si el “acostumbramiento” se reduce o desaparece (la persona para de consumir durante un tiempo), las dosis mínimas, medias y altas vuelven a reducirse.

3. El consumo de algunas drogas ofrece un “margen de seguridad” muy pequeño entre dosis mínima y sobredosis, mientras que otras drogas tienen un margen más amplio. Incluso hay sustancias que por mucha cantidad que se ingiera de las mismas no llegan a causar la muerte en ningún caso.