ANFETAMINAS – Speed

DESCRIPCIÓN GENERAL

El sulfato de anfetamina, conocido como SPEED, es una sustancia sintética de la familia de la fenitilamina. Es un tipo de anfetamina (hay muchísimos) estimulante del Sistema Nervioso Central, con propiedades terapéuticas reconocidas (supresor del apetito, tratamiento de la narcolepsia y TDAH, entre otros), además de una droga de espacios de fiesta. Puede presentarse en forma de polvo, en pasta o en pastillas, consumiéndose habitualmente esnifada o por vía oral. Los principales efectos son incremento del nivel de alerta, concentración, sensación de bienestar y reducción de las sensaciones de hambre, sueño y cansancio.

57AOBSERVACIONES

- Es especialmente peligrosa si se consume estando en tratamiento médico o con problemas como el hipertiroidismo, glaucoma, diabetes o enfermedades cardiovasculares.

- Es una droga habitualmente adulterada que produce diferencias sustanciales en los efectos en función de las dosis y las características de cada persona. El consumo continuado conlleva importante tolerancia y síndrome de abstinencia característico, siendo el consumo abusivo un factor importante en la aparición de episodios psicóticos (paranoias y alucinaciones).

- Aspectos del consumo recreativo como la combinación con alcohol, la cantidad ingerida, el número de horas de fiesta, etc, pueden favorecer una posible deshidratación, con complicaciones orgánicas y psicológicas importantes. Es especialmente desaconsejable su consumo mezclado con alcohol y sin hidratarse.

ALGUNOS MITOS

A continuación exponemos algunos de los principales mitos relacionados con este tipo de drogas “de síntesis” (no solo speed, sino también MDA, PCP, GHB, Ketamina…):

Son sustancias inofensivas y seguras

Los efectos secundarios que producen estas sustancias son reconocidos por los propios consumidores. En los casos de consumo habitual o crónico conlleva importantes problemas de salud mental y física. En caso de sobredosis, las reacciones son especialmente graves y puede peligrar la vida de la persona. Si además son elaboradas clandestinamente resulta complicado manejar las dosis. En la últimas décadas han sido muchos los jóvenes admitidos a tratamiento en servicios especializados debido a su potencial adictivo.

Mejoran la actividad sexual

El consumo de drogas de síntesis suele dificultar el orgasmo. En el caso de los hombres, también se suelen dar episodios de impotencia y el consumo habitual reduce el deseo y el placer.